fbpx

Nutrición en la lactancia

Y por fin llegó el momento, ese día que tanto anhelábamos. El final del embarazo se hace muy muy pesado y nos encontrábamos ya bastante mal, nos sentíamos pesadas, dormíamos regular, incluso con ciática!!, pero ya está, ya ha pasado, después de unos » dolorcillos» de contracciones y un » ratito» en el paritorio comenzamos otra etapa. En este post hablaremos de todo lo que necesitas saber sobre la nutrición en la lactancia.

Bienvenidas a la nutrición en la lactancia, que no es ni más ni menos que ese momento en el que la madre ofrece alimento a su bebé. La leche materna siempre va a estar a la temperatura adecuada, está repleta de anticuerpos, ayuda al desarrollo intelectual, está compuesta por carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y hormonas.

Cuando acabas de dar a luz te sientes desconcertada, si eres primeriza, para mí lo mejor fue tener a mi matrona en el momento de poner al bebé en el pecho, ella me lo explicó fenomenal y me ayudó muchísimo, así que no os preocupéis y estad tranquilas, que ellas os van a ayudar un montón.

Es en los primeros días después del parto cuando la leche es espesa, pegajosa, amarillenta, llena de anticuerpos y factores de crecimiento, esto es el Calostro tan bueno para el bebé ya que refuerza el tracto intestinal y tiene efecto laxante.

Nutrición durante la lactancia

Durante las dos semanas siguientes la leche pasa a ser leche de transición, tiene menos inmunoglobulinas y proteínas y más grasa y azúcares. Los pechos están hinchados.

Una vez pasada la fase de la leche de transición damos paso a la leche madura, es de aspecto fluido y viene con dos fases, la leche inicial que es rica en lactosa, proteínas y vitaminas y pobre en grasa y la leche final que es rica en grasas.

Para que la leche sea de buena calidad y cumpla todas esas fantásticas propiedades para nuestro bebé, la dieta de la madre lactante debe ser sana y equilibrada, tomando proteínas de origen natural, cereales, patatas, legumbres, no variar el aporte de grasas, consumir leche desnatada, beber fundamentalmente agua, infusiones y algún zumo.

Esta alimentación sana y equilibrada de la madre nos va a ofrecer ventajas, al bebé le ayuda a:

  • No tener infecciones de oído, estomacales o intestinales.
  • No tener bajos los niveles de hierro.
  • No tener enfermedades de la piel.
  • A tener menos alergias.
  • A tener menor riesgo de estreñimiento o diarrea.
  • Evita sobrepeso y obesidad, diabetes e hipertensión arterial.

Las ventajas para la madre también son varias:

  • Aumenta la oxitocina.
  • Demora la vuelta del periodo menstrual.
  • Quema más calorías.
  • Puede reducir el cáncer de ovario y de mama premenopáusico.
  • Fortalece los huesos.

Por lo que las recomendaciones son:

  • Hacer dieta sana y equilibrada.
  • Tomar suplemento vitamínico rico en Calcio.
  • Tomar 509 Kcal extras.
  • Beber fundamentalmente agua, evitar cafés y tés.
  • Nada de alcohol.

Si han sido pocos los kilos ganados, es mejor evitar hacer dieta. En cualquier caso, siempre la mejor opción es acudir a la consulta de un dietista-nutricionista donde, bajo control, os ayudaremos a conseguir vuestro objetivo saludable.

Con respecto a la lactancia materna, también tenemos la opción de la leche artificial de la que os hablaré más adelante.

Descubre más sobre todo el mundo de la lactancia.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *