fbpx

Baby Led Weaning, el inicio de la alimentación complementaria

Si tu bebé se va acercando a los 6 meses de edad seguro que habrás escuchado más de una vez la palabra BLW. Es una corriente que está cogiendo cada vez más presencia entre las madres, y desde Mamás Aquadeus os queremos contar de primera mano en qué consiste.

¿Qué es el BLW?

El BLW o Baby Led Weaning es el inicio de la alimentación complementaria a partir de los 6 meses con alimentos enteros de una forma y tamaño adecuados en vez de con los tradicionales potitos.

También se denomina alimentación autorregulada por el bebé ya que es el propio bebé quien con sus manos coge el alimento y se lo lleva a la boca teniendo en cuenta sus señales de hambre y saciedad.

Para poder iniciar BLW tendréis que tener en cuenta todos los requisitos que os contamos en el artículo anterior de «Alimentación complementaria». Pero es imprescindible que:

  • Se mantenga sentado en su trona sin que se vaya para los lados o hacia delante.
  • Que haya desaparecido el reflejo de extrusión: es un reflejo por el cual los bebés si se les introduce un objeto en la boca (comida, juguete) sacan la lengua para intentar expulsarlo. Es un reflejo puramente de supervivencia y suele desaparecer entorno a los 6 u 8 meses.
  • Que tenga un buen agarre con sus manos y sea capaz de llevarse los alimentos de la mano a la boca.

Como ya os hemos contado, en el BLW los alimentos se ofrecen enteros. Éstos tienen que tener una forma y tamaño adecuados: se partirán en rectángulos que sobresalgan de su manita y la textura adecuada será aquella que tú seas capaz de aplastar con tus dedos.

El BLW

¿Que beneficios tiene el BLW?

  • Favorece la lactancia materna. Los bebés seguirán tomando el pecho a demanda (o el biberón) durante todo el día.
  • Respeta su sensación de hambre y saciedad. Esto es muy importante ya que no se le obliga a comer al bebé y los padres viven esta etapa de una manera más tranquila. Además, de esta forma, los bebés comen realmente lo que necesitan, no lo que los adultos pensamos que necesitan, ya que de hecho, un alto porcentaje de bebés están sobrealimentados con el riesgo de obesidad infantil que eso supone.
  • Promueve unos hábitos saludables ya que desde el principio prueban los distintos sabores y texturas en su forma original (no en triturados junto con otros tantos alimentos).
  • Mejora el paso a la alimentación sólida.
  • Estimula el desarrollo psicomotor del niño: favorece la masticación, la coordinación, el movimiento en pinza y el desarrollo sensorial.
  • Jugar con la comida: aunque esto no suene a beneficio, en realidad si lo es, ya que para ellos la comida es un estímulo que le aporta múltiples experiencias sensoriales, además les ayuda a concentrarse y a establecer una relación sana con la comida.

¿Qué inconvenientes puede tener?

  • El principal es el riesgo de atragantamiento. Por ello es imprescindible tener unas nociones básicas de primeros auxilios.
  • Es un método más sucio, ya que al comer con las manos obviamente se ensucian más y acaba habiendo comida por todos los lados.
  • Existe riesgo de que no se completen sus necesidades energéticas.
  • Puede haber frustración por parte de los padres, sobre todo al principio cuando la cantidad que comen es muy poca.
Beneficios e inconvenientes

Lo importante desde nuestro punto de vista, es que observéis a vuestro hijo y os guiéis por vuestra intuición, respetando sus gustos y sus tiempos ya que no todos los bebés son iguales ni necesitan lo mismo. ¡Disfrutar de esta etapa!

Ana Belén Serrano, enfermera Especialista en Pediatría. Trabaja actualmente en Pediatría en el Hospital de Albacete.

Fundadora de Escuela de Padres. Puedes seguir su blog en la página de Facebook e Instagram: escueladepadresonline.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *