fbpx

Desarrollo evolutivo y estimulación. Etapa de 1 a 3 meses.

Como ya dijimos en el artículo anterior, el desarrollo y estimulación de nuestro bebé es tan extenso y cambia y evoluciona de una manera tan rápida, que creemos que lo mejor es dividírtelo por trimestres para que sea más fácil de seguir y de ponerlo en práctica con tu bebé. Es esta sección englobaremos la etapa de 1 a 3 meses.

Desarrollo del bebé.

El llanto.

El niño puede llorar por diferentes motivos:

  • Llanto de malestar ante una necesidad: hambre, sueño, cansancio, cambio de pañal.
  • Llanto de dolor: cólico del lactante, infecciones o inflamaciones.

Sonrisa.

Expresa bienestar por parte del niño. Inicialmente, responde a su estado de relajación, pero provoca en el adulto una serie de respuestas muy positivas. Le miramos, hablamos y tocamos, lo que a su vez resulta placentero para el niño. Estas conductas sirven para iniciar y garantizar la buena interacción con el adulto.

Emisiones vocálicas

El niño emite sonidos guturales.

Control de la cabeza

Comienza a mantener erguida la cabeza y a efectuar giros.

Control y seguimiento de estímulos.

Se aprecia un mayor control sobre la orientación y el seguimiento de los estímulos, en parte debido al progreso en el control de la cabeza.

Presión.

Comienza a agarrar todos aquellos objetos que estén en su mano o cerca de ella.

Regulación y control sobre los estados

Comienzan a establecerse los ritmos en la alimentación y el sueño. En este sentido empieza a aumentar la duración de los períodos de permanecer despierto y dormido, aunque puede existir mucha diversidad en función de características individuales del niño.

Cómo estimularlos

Estímulos ambientales.

  • Iluminación: Utiliza cambios en la luz ambiental para ayudar al niño a regular sus propios estados: diferencia día-noche, iluminación-oscuridad, actividad-relajación y así, ir elaborando sus rutinas.
  • Objetos: Necesita objetos variados para experimentar con sus nuevas capacidades: agarrar, seguirlos visual y auditivamente.
  • Sonido: Sigue prefiriendo la voz humana, pero ya le interesan también otros sonidos del ambiente. Sigue proporcionándole una variedad de estímulos sonoros ligados al tipo de situación.
  • Espacios: Evita tener al niño siempre en una misma habitación, de modo que experimente variedad de estímulos visuales y auditivos de su hogar.
Estímulos ambientales

Respuestas del adulto ante el niño

  • En esta fase, como en la anterior, continúa la adaptación del niño a los padres y viceversa, sin dejar de lado el disfrute de ser padre.
  • Partiendo de las diferencias individuales que existen en esta etapa, el adulto comienza a distinguir, a través de un proceso de ensayo y error, las diferentes causas del llanto, respondiendo, cada vez de forma más apropiada, a las necesidades del niño.
  • Para estimular la sonrisa, imita las expresiones del niño y hazle tú nuevos gestos a la vez que le hablas y lo acaricias.
  • Háblale de forma espontánea (utilizando gestos y entonación).
  • El niño no necesita ahora una gran cantidad de actividades diferentes, de hecho, disfrutará con la repetición de la misma actividad y, asociada a otras actividades habituales (comida, baño, sueño), le ayudará a establecer su rutina.
Respuesta del adulto

Si quieres saber más consejos sobre tu bebé como, ¿qué hacer cuando tenga fiebre?, sus primeros alimentos o la higiene bucodental, no te pierdas los artículos que te ofrecemos de nuestra matrona, pediatras y todos los de nuestra psicopedagoga, seguro, te serán de gran utilidad.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *