fbpx

Dudas más frecuentes sobre la lactancia materna II

Como ya comentamos en el artículo anterior, continuamos con las dudas más frecuentes sobre la lactancia materna que seguro solucionarán muchas de vuestras dudas. No obstante, consulta a tu médico en caso de cualquier incertidumbre o anomalía.

¿Debe tomar el bebé de los dos pechos?

La primera leche que sale es más líquida pero rica en proteínas y azúcares y la del final tiene mayor contenido de grasa.

Ambas son necesarias para el correcto desarrollo del bebé, por lo que es aconsejable que vacíe un pecho antes de tomar el siguiente.

Si mi bebé está tomando el pecho… ¿debo darle agua?

Hasta los 6meses y si el bebé está tomando leche a demanda (cada vez que pida), no necesita ingerir agua ni infusiones ni ningún otro líquido, ni siquiera en los meses de más calor.

Por el contrario, si el bebé ya toma otros alimentos, se le puede ir ofreciendo agua en un vaso (no necesita tetinas especiales) y no se debe sustituir ésta por zumos o agua azucarada.

Conforme el niño vaya creciendo y vaya comiendo más cantidad de alimentos sólidos, sus necesidades de agua aumentarán.

Si me quedo embarazada, ¿puedo seguir dando el pecho?

Sí. Muchas madres quedan embarazadas mientras continúan con la lactancia. Salvo circunstancias especiales, como embarazos múltiples o historia de abortos o partos prematuros previos (recordemos que durante la lactancia se libera oxitocina y puede provocar pequeñas contracciones uterinas) se puede amamantar hasta el momento del parto y continuar después amamantando a los dos hijos (esto se denomina Lactancia en Tándem).

Al quedar embarazada, el sabor de la leche puede variar, por lo que es el propio lactante el que decide si continúa o comienza ahí su destete. Tras el parto, se produce el calostro (ya lo vimos en el artículo anterior), por lo que habría que amamantar primero al recién nacido.

¿Hasta cuándo puedo darle el pecho a mi hijo? ¿Cómo debo destetarlo?

Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan la lactancia hasta los dos años o más.

Hay mujeres que deciden amamantar hasta el inicio de la actividad laboral, hasta la introducción de los alimentos o hasta que el niño lo desee.

Lo que quiero recalcar es que es una decisión de la madre e hijo y debe quedar fuera de especulaciones o consejos. El destete debe ser suave y progresivo, intentando razonar con ellos y ofreciendo cariño continuamente.

Evitar medidas bruscas como viajes o retirada súbita de la lactancia, que solo provocarían inseguridad y desconcierto en el bebé.

Dudas sobre la lactancia materna II

Caty Lillo Serrano, matrona y enfermera.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *