fbpx

Principales cuidados en el embarazo, ¿cómo se reflejan en el post-parto?

Hoy quiero compartir con vosotras algunos de los principales cuidados que debemos tener en el embarazo, todo lo que hacemos en este periodo se refleja en el post- parto.

Cuidado 1: ¡No comas por 2!

Cada día que pasa este mito se va desvaneciendo, pero aún persiste en la cabeza de algunas mujeres.

El aumento calórico en el embarazo no debe de ser de más de 300 calorías de media, para que os hagáis una idea, una mujer que tiene una dieta de 2.000 calorías antes del embarazo, durante el embarazo su dieta pasa a ser de 2.300 calorías. El aumento de peso en la gestación es un factor de riesgo para que la mujer desarrolle: diabetes gestacional, hipertensión, preeclampsia, trombosis, inducción del parto y cesáreas.

El sobrepeso lleva a la embarazada a tener una mayor probabilidad de un parto más complicado y lesivo, tanto para ella como para el bebé. El exceso de peso en la gestación esta íntimamente relacionado con los bebés grandes, con eso la probabilidad de lesiones en el suelo pélvico aumenta y las lesiones de luxación en el hombro del bebé también. Los dolores musculares como lumbagos y dolores pélvicos son más frecuentes en las mujeres con obesidad gestacional.

¿Quieres tener una idea de cuántos kilos debes engordar en el embarazo? Te enseñamos a calcular tu IMC (Índice de Masa Corporal).

IMC= Peso / Altura x 2

Ahora mira la tabla abajo :

Peso antes del embarazoAumento de peso en embarazo
Bajo peso(IMC inferior a 18,5 )De 12,5 a 18 kilos  
Peso normal (IMC de 18,5 a 24,9)De 11,5 a 16 kilos 
Sobrepeso ( IMC 25- 29,9)De 7 a 11,5 Kilos
Obesidad( IMC de 30 o mayor)De 4 a 7 kilos   

Cuidado 2: Practica actividad física.

La práctica de ejercicio físico tiene como objetivo la prevención de algunas enfermedades que pueden sufrir las mujeres en esta etapa como diabetes, preeclampsia e hipertensión, también favorece los partos más cortos y menos traumáticos.

Desde 1990 la actividad física en la gestación forma parte de las recomendaciones de la American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG). Es de gran importancia que durante este periodo la embarazada esté guiada por un profesional que le ayude con un programa de ejercicios específicos para mejorar la higiene postural, la tonificación y el fortalecimiento de toda la musculatura corporal. La práctica de ejercicio mejora el control corporal, principalmente en el caso de partos con epidural.

Desde luego no se debe olvidar que, dentro de una buena preparación física gestacional, el trabajo específico de flexibilización y tonificación del suelo pélvico es fundamental para mantener el periné sano, de esta forma nos acercamos a una mejor recuperación tras el parto. Los beneficios de un embarazo activo también se ven reflejado en el post-parto, ya que favorece una recuperación más rápida. Es de suma importancia que la mujer cree una rutina de ejercicios a lo largo de del periodo gestacional.

Cuidado 3: Evita el estreñimiento

El estreñimiento en el embarazo es bastante habitual, y su razón puede ser desde la alteración hormonal hasta una mala alimentación. Durante la gestación, la mujer sufre el aumento de la progesterona, una hormona que aporta a los músculos y ligamentos una mayor flexibilidad y, en el intestino, interfiere en el peristaltismo provocando que sea más lento. Y si juntamos la alteración hormonal fisiológica del embarazo con una mala alimentación empeoramos el caso de estreñimiento que podría provocar a la mujer problemas en el suelo pélvico.

¿Y cómo puede interferir el estreñimiento en el suelo pélvico?

El estreñimiento es uno de los villanos del suelo pélvico. Mujeres que sufren de estreñimiento tienen más probabilidades de padecer de alguna disfunción pélvica.

¿Y por qué el estreñimiento es un factor de riesgo para el suelo pélvico?

Cuando miramos la anatomía femenina podemos observar que el recto se localiza detrás de la vagina, así que cuando tenemos heces acumuladas en el canal rectal agregamos un peso a las paredes vaginales que, sumado a otros factores de riesgo como deportes de impacto o embarazo, pueden llevar a una incontinencia urinaria o prolapsos genitales.

Otro problema del estreñimiento es la fuerza que realizamos para expulsar las heces, que la mayoría de las veces están duras. Esta fuerza, que normalmente hacemos sin soltar el aire y en una postura no adecuada, hace que la presión intraabdominal aumente, transformándose quizá en una de las principales causas de prolapsos.

¿Qué hacer para evitar el estreñimiento?
  1. Toma un vaso de agua por la mañana en ayunas , ayuda a estimular el peristaltismo.
  2. Establece una hora para ir al baño.
  3. Evita ir al baño con el móvil.
  4. Evita hacer fuerza para expulsar las heces.
  5. Y si necesitas hacer fuerza evita quedarte sin respirar.
  6. Realiza algún deporte.
  7. Evita los azúcares.

Cuidado 4: Higiene Postural

El cuidado con la postura es clave para todas la mamás que desean prevenir problemas como la diástasis abdominal, prolapsos genitales, incontinencias y dolores en la espalda.

Cuando mantenemos nuestra pelvis en neutro y nuestra columna estirada favorecemos la activación de toda nuestra musculatura interna y el equilibrio de los vectores de fuerza del cuerpo, favoreciendo de esta manera la protección del suelo pélvico.

En el caso de la prevención de la diástasis, cuando mantenemos una buena postura hay un mayor reclutamiento de colágeno y favorece las fibras tónicas del abdomen, ayudando de esta manera en la prevención de la diástasis abdominal.

Caroline Correia: Colaboradora con Pilar Rubio del libro ‘Mi Método, para llevar una vida más saludable’. Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico  en la clínica Fisio Fit Mujer.

www.fisiofitmujer.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *